Porque…

12 07 2011

Cuando suba esto ya estaré en casa, probablemente con una mala hostia impresionante encima por algo que habrá pasado. No sé el qué, pero es lo más probable.

Ahora mismo estoy escribiendo desde el avión y, bueno, ya lo puse en Facebook, pero lo vuelvo a escribir aquí: ya echo todo de menos y, sobretodo, a vosotros (ya sabéis a quienes me refiero).

En este tiempo que he pasado aquí me he dado cuenta de que Barcelona significa más para mí de lo que realmente me atrevo a admitir y sin vosotros jamás podría haber sentido esto.

Me voy con la sensación de que no voy a volver y, por eso, mientras escribo, se me escapan lágrimas, porque debajo de la fachada tan dura, siempre con mi cara de mala hostia (y aunque no lo parezca) se esconde una persona bastante sensiblera. Pero siempre intento ocultarlo todo lo posible, porque tengo miedo a ser vulnerable y salir dañada, ya que todas mis experiencias en esta vida, me han llevado a acabar de ese modo.

Aunque no haya comprado billete de vuelta (ya que no sé lo que va a pasar a partir de mi bajada del avión) mi intención es volver y vivir en la ciudad en la que me he sentido más acogida que en mi propia casa en La Coruña. Barcelona.

Porque aún me queda mucho que dar, que vivir y que disfrutar en esa ciudad del consolador gigante.

Porque tenemos que montar un follón que no saben ni dónde se han metido.

Porque cuando ciertas personas nos echen cosas en cara, tenemos que decirles: “Pero qué dise uhté”.

Porque esto no ha hecho nada más que empezar y tenemos que darlo todo y demostrarles que podemos salir adelante a pesar de todas las cosas que tenemos en nuestra contra. Pues si no sería de inútiles.

Porque por muy difícil que esté el wrestling en España, vamos a hacer sentir la lucha a mucha gente, conseguiremos que se emocionen por él y que también quieran practicarlo.

Porque me habéis hecho sentir querida y valorada, y eso es algo que no se puede comprar, vender o regalar. Y os lo debo todo por eso.

Y aunque no quiero hacer de menos a nadie (porque de todos he podido sacar algo, no algo, MUCHO) le doy las gracias especialmente a Eneas que, aunque hubo momentos en los que nos hemos enfadado, incluso en los que no nos hemos hablado durante semanas, es la persona que más me ayudó al principio dándome todo su apoyo y confianza. Y, aunque no lo creas, me has hecho crecer muchísimo como persona y me has ayudado a creer en mí, y espero que podamos seguir sacando cosas buenas el uno del otro (sin malinterpretaciones eh XD)

Y ahora que creo que ya, más o menos, he sacado todo lo que tenía que sacar de mí en este momento, me pondré a ver un poco de wrestling para no perder la costumbre, que ya va siendo hora.

Un beso muy grande a todos y espero que volvamos a vernos muy muy pronto, ¡nanos!

PD: Le explicaré a mi hermano lo que es el Nyancat, seguro que se engancha rápido jajaj

 

Anuncios